El Origen de Corvalius

(De las ganas, las ideas, el proyecto y el negocio. O cómo dejar que todo converja.)

Como algunos de ustedes saben, Corvalius es hoy una organización orientada a crear y desarrollar tecnología que haga más fácil el trabajo cotidiano. Somos una organización que insumirá mucho esfuerzo en vincular a la Academia con el Mercado. Y, lógicamente, esperamos hacer a mucha gente un poco más feliz en el camino. Pero en un momento no era nada de eso. Ciértamente no era NADA.

Podría contarles sobre lo que Corvalius es, sobre lo que Corvalius va a hacer. Pero no. Hoy me interesa contarles sobre lo que Corvalius no es más. Me interesa contarles sobre lo que fue e hizo posible lo que hoy es. Y esto no es más que una arbitrariedad, otra más de todas las que solemos poner las personas para comprender mejor las cosas. Es decir, trazaremos un límite desde que cada uno de los que hoy formamos parte de esta empresa (en el sentido amplio del término), pudimos expresar lo que queríamos para nuestro futuro hasta que comenzamos a ejecutar los diversos planes que desarrollamos durante más de un año.

En el verano del 2008 estaba decidido. Prefería aceptar las consecuencias de fracasar por mi cuenta que seguir reprimiendo los impulsos de desarrollar mi primer compañía. Comencé el año definiendo algunas ideas de manera esporádica en un cuaderno. Sin nombre, pero ideas al fin. Cuando esas ideas me dibujaban una sonrisa en la cara y me sentía con confianza como para contarlas, las contaba a quien quisiera oir. Parece que no era el único…

Corvalius no era entonces nada más que un conjunto de ideas desordenadas en la cabeza de Mauro Castagnasso, Federico Lois, Nicolas Padula y yo, Sebastián Fernández Quezada. Esas ideas eran incluso difíciles de identificar claramente. Eran confusas y hasta parecían más ganas que ideas. Pero estaban ahí, desde hacía mucho tiempo y en algún momento se dieron por salir al mismo tiempo.

En ese café de la calle Corrientes, tuvimos claro que lo primero que teníamos que poder expresar fácilmente y consolidar, eran los Valores Nucleares que nos iban a guiar durante todo el emprendimiento. ¿Qué cosas no serían negociables? No importó la cartera de clientes, ni los offerings ni mucho menos la oportunidad coyuntural que nos ayudaría a realizar la transición entre estados.

Estábamos sentados en esa mesa y la única evidencia de lo que nos unía hasta el momento fue una hoja de papel y una lapicera prestada del mozo que nos fuimos pasando y en donde cada uno escribió 2 ó 3 frases que representaban lo que querían para la organización. A la noche, llegó el primer e-mail del grupo que contenía el siguiente texto:

Gente,

Les paso los Core Values comunes que tenemos hasta el momento. Sugiero como próximos pasos incluir más hasta el viernes y de ahí descartar los menos afines a los 4 para quedarnos con un hardcore invariable.

  • Provocar un punto de inflexión en la organización de nuestros clientes.
  • Acelerar la transferencia de tecnología para beneficio del cliente.

(…)

Me interesa muy poco la plataforma tecnológica que adoptemos. Me importa demasiado, sin embargo, que podamos establecer una organización que sea capaz de tomar a una buena persona y hacerla mejor. Y en ese transcurrir, aporte nuevas, útiles, sustentables y SIMPLES formas de resolver problemas a través de los sistemas de información primero y la tecnología después.

El resto, creo, viene por añadidura.

Me gustaría conocer que piensan ustedes.

A propósito… corvalius.com.ar y corvalius.com están sin registrar :)

Un abrazo,

Sebas

Había nacido Corvalius, no sólo tenía nombre (cosa que fue sorprendentemente rápido de conseguir) sino que tenía una identidad nuclear. Tenía un núcleo de valores que iban a generar el resto de lo necesario. Ese día fue el Lunes 26 de Mayo de 2008.

Esa lista luego evolucionó y llegó a ser la siguiente:

Core Values:

- Ser una organización que genere, propicie e inspire el cambio.

- Ser motores de la innovación uniendo el factor humano con el tecnológico.

Misión:

“Ser una organización que genere, propicie e inspire el cambio. Provocando un punto de inflexión en la organización de nuestros clientes. Con el objetivo de acelerar la transferencia de tecnología para su beneficio.”

Core Ideology:

  • Hacer siempre lo mejor para nuestros clientes.
  • Transparencia absoluta con clientes, colaboradores, proveedores y socios.
  • Ejercicio de toda actividad con el foco centrado en la simplicidad
  • Alentar la toma de decisiones centrada en la asunción de riesgos necesarios, teniendo como objetivo la innovación.
  • Have high expectations and a low tolerance for poor performance (como lo escribimos en castellano??)
  • Develop our future leaders and promote from within based on merit, not time in the company.

Business Strategy:

- Ejercicio de toda actividad con el foco centrado en la simplicidad

- Descentralización y delegación de responsabilidades.

- Disciplina en la utilización de recursos compartidos y en la adquisición de servicios.

Quise ser fiel en la copia e incluí el texto tal y como Federico lo consolidó. Creo que expresa cláramente el punto :)

Ser concientes a esa altura de que lo que cada uno quería que permaneciera inalterable era coincidente fue lo principal para mantener el momentum. Corvalius ocupaba gradualmente más espacio en nuestras cabezas y en nuestros corazones… Al otro día se ensayaron algunos isologotipos, nada podía detenernos:

Logos

Los 6 isologos iniciales intentaban representar la importancia de los valores nucleares. Que desde el centro irradian hacia el todo. Por suerte, estas alternativas duraron poco tiempo. Para nosotros, siempre fue clave poder representar una imágen simbólica sólida para Corvalius. Si podía unirnos y simbolizar lo que queríamos hacer entre nosotros, entonces podíamos usarla efectivamente con nuestros clientes, colaboradores, familias, amigos, todos. En la era en la que vivimos, en donde existe cada vez más información que se descarta cada vez más rápido, creemos en la importancia que puede tener un símbolo para ser asociado al mensaje y que de manera residual se vaya fijando a la mente de nuestra audiencia. Fue ahí cuando decidimos buscar ayuda profesional rápido. Nuestra primera versión oficial y profesional del isologo, fue entonces la siguiente:

Logo Glow

Con ella quisimos simplificar la imágen, pero mantener el concepto principal: El núcleo que irradia el todo…

Mientras avanzábamos con la imágen, empezamos a desarrollar el negocio. Entender mejor el mercado al que queríamos apuntar. Identificar nuestra propuesta de valor, comprenderla, poder expresarla y hacerla viable. Durante más de 10 meses estuvimos dedicados a definir estos aspectos. Que incluyeron:

  • Segmentar el Mercado
  • Definir los Productos
  • Determinar las Unidades de Negocio
  • Identificar los Canales de Comercialización
  • Planificar la Comunicación

El principal objetivo de poder desarrollar esas actividades en una etapa temprana, fue el de seguir consolidando la visión de cada uno de nosotros 4 con respecto al negocio. Entender las problemáticas que queríamos resolver, la forma de aportar una solución al mercado, el GTM, etc… todo con el objetivo de comprender mejor lo que nos iba a mantener realmente ocupado en los próximos años.

En algún momento de definir lo anterior, comprendimos que nuestra imágen debía ser más simple. Que debía condecirse con la simplicidad que estábamos logrando en el plan y la estructura del negocio. Comprendimos que un logotipo fácil de entender, de reproducir a mano alzada y con guiños internos, sería más rico y nos representaría mucho más. ZOom nos ayudó a expresarlo. Nos ayudó a comprender nuestra esencia y a comunicarla al público. Luego de pocas iteraciones, surgió lo que es hoy por hoy nuestro logotipo oficial:

CORVALIUS-logotipo

Luego, vino el isotipo. Queríamos que una imágen acompañara eventualmente al logo o pueda servir individualmente como símbolo. Como un icono que remitiera a nosotros y a lo que nosotros hacemos. Sobre todo a aquella metodología de trabajo que nos habíamos planteado al definir el esquema operativo de la compañía. La imágen del Colibrí, pudo representar fácilmente la idea que necesitamos expresar. Que resulta indivisible de nuestra estrategia de negocio y de nuestro objetivo en el ecosistema de organizaciones que nos circunda.

CORVALIUS-isotipo

Como les conté, hubo un momento en donde fuimos capaces de traducir ganas a ideas. Estuvimos preparados y fue el momento clave para hacerlo. Nada fue forzado y lo natural de los eventos nos permitió fluir hasta poder ordenar las ideas y definir el proyecto. Esto nos adelantó a las preguntas que cualquier persona fuera de nuestro círculo pudiera hacernos. Muchas de las preguntas que recibimos cuando contábamos a nuestros cercanos el proyecto, ya habían sido establecidas y respondidas previamente. Y las preguntas que no podíamos responder, volvían al Core a ser discutidas hasta darles una respuesta. Eso no es menor. No sólo por la imágen de solidez, que es un efecto secundario y natural de realmente estar sólido. Sino porque nos permitió imaginar escenarios futuros posibles, hasta encontrar aquel escenario que queríamos construir.

Fue ahí que, siendo aún empleados de Huddle Group y nutridos de la cultura de esa organización, decidimos volver a las fuentes. La tentación de llevar la idea y no esperar a tener definida una primera versión del proyecto y del negocio siempre estuvo presente. Pero fue importante poder esperar el momento adecuado. Madurar las ideas. Ponerlas a prueba. Desde ese momento, fue como convencer a un socio más. La apertura que encontramos en las personas y en la organización, fue la habitual. Pero considero que fue determinante poder contar un proyecto y no solamente una idea. El equipo estaba sólido, estaba (y está :) ) convencido del escenario futuro que quiere crear a pesar de los que el destino se empeñe en establecer. Eso mismo se estaba transmitiendo al directorio de Huddle Group, y ese mismo mensaje se recibió.

image

El acuerdo llegó en Mayo pasado. Un año desde la primer reunión del grupo. Mucho, mucho (realmente mucho) trabajo e ideas descartadas despues, Corvalius se convirtió en el primer Spin Off de Huddle Group. Es cierto que desde que empezamos a definir la compañía, no lo hicimos con el objetivo de desarrollarla como un spin off de Huddle Group. Esa alternativa se empezó a evaluar cuando empezamos a ver el panorama completo y a comprender que Corvalius era una pieza compatible del rompecabezas en donde Huddle Group estaba inmerso. La alianza era natural. Corvalius reflejó siempre desde su concepción, los valores que Huddle Group siempre poseyó. Y eso es importante. Eso iba a fortalecernos a ambos.

Ya no somos más 4. Ahora somos 5 y algo bueno está pasando…

Algunos conceptos que me interesa sintetizar y quizás puedan contribuír a alguien:

  • La importancia de contar la idea: En el verano de 2008 estaba yo sólo con lo que creía una idea insuperable. Hoy, esa idea es el 1% de lo que es Corvalius. Es un 1% de lo que el resto de mis socios y de la sinergia entre nosotros generó. Encontré que no contaba una idea cuando no sentía confianza en ella o cuando no la veía como algo sustentable en donde el componente que realmente la hacía valiosa era yo. Todas las ideas son replicables y ninguna idea es patentable. Lo realmente importante es poder llevarla a la práctica y entender el componente que cada uno puede aportar de manera irrepetible.
  • Asociarse: Todavía recuerdo la disertación de Gabo Nazar en la última Conferencia Endeavor de Buenos Aires. En donde recordaba los consejos de su padre que lo alentaban a trabajar solo y no buscar socios y como hacer lo contrario lo ayudó con Cardón y otros emprendimientos. Es una realidad cierta. Es cierto que una persona acostumbrada a trabajar bien sola, lógicamente, puede hacer bien su trabajo. La pregunta es: ¿Cuánto mejor podría ser ese resultado si tuviese el/los socio/s correcto/s? Incorporar socios a tu proyecto va a incorporar incertidumbre y la obligación de negociar y ceder en muchos aspectos. Pero el resultado sera siempre mucho más rico. Asociarse requiere igualdad y la simetría es importante. Desarrollar relaciones simétricas, que no generen desconfianza y en donde cada componente aporte equilibradamente no es crucial para que se den buenos resultados, pero es indispensable para que la relación sea sustentable y a largo plazo.
  • Es una cuestión Personal: Uno de las mejores enseñanzas que me dejó mi mentor Fernando Grosso, es que no existe diferencia entre la vida personal y el trabajo. Ese mito arraigado hace algunos siglos debería erradicarse. Corvalius plantea para nosotros el desafío de cumplir objetivos que tenemos a nivel personal. Y que muy lejos están del nivel de facturación o de la cantidad de empleados que la compañía pueda tener. Parte de la información que compartimos en nuestro CMS tiene que ver con una lista de sueños que esperamos poder cumplir a través de Corvalius (esto es real). Hacer cosas para Pixar o 3M, mejorar algún aspecto del cuidado de la salud, publicar un paper en Siggraph, ver la aurora boreal, escribir un libro o inventar la teletransportación. Tiene que ser personal. Parte de lo que tenemos que hacer en los próximos meses, es incluir paulatinamente esos sueños en los objetivos y diseñar planes para poder cumplirlos. Lo importante es estar involucrado fuértemente con el emprendimiento. Lo segundo es poder decirlo abiertamente :)
  • Objetivos Claros y Foco: Nuestro plan fue conciso, nuestra propuesta a Huddle Group también. Trabajamos mucho para que las ganas sean objetivos posibles. Mucho esfuerzo y mucho quedó afuera. Fue importante poder descartar ideas difíciles de cuantificar u objetivos imposibles para poder tener claro los hitos que vamos a medir. Encontrar un área en dónde puede diferenciarse el grupo como conjunto y enfocarse en él. Lo importante del foco es que dentro de los objetivos que te estableces podes trabajar libremente, y cuando te salis de esos límites, te obliga a pensar qué estas haciendo.
  • El futuro no llega. Se crea: Es importante ser concientes de esto. Para tomar al toro por las astas y ser partícipes de lo que está por venir. Todo el trabajo puesto en el plan fue invertido para crear futuro. Claro… para crear futuro y sus alternativas :-D

Vamos a desarrollar muchos temas sobre los que hablamos en este artículo. Nos gustaría crear un ámbito en donde contarles las novedades de Corvalius fuera de los productos o los offerings que vayamos desarrollando. Después de todo, queremos ser transparentes y todo lo que ustedes no lleguen a ver, se los mostraremos nosotros.

  • Sebastián Fernández Quezada

    Founder

    Father of the cutest little girl in the whole galaxy. Before my daughter arrived, I founded Corvalius where I'm in charge of strategy, business development and operations. I'm an Informatics Engineer and after obtaining my degree, I completed post graduate studies in Management and Administration.

  • Alejandro July 30th, 2009 at 10:09 PM

    Felicitaciones a los 5 por siempre pensar en el mas alla y para adelante, buscando sus objetivos empresariales y serviciales.

  • manuel August 10th, 2009 at 12:52 PM

    En “ese café de la calle Corrientes”… ¿qué café? No es un detalle menor! ;)

Leave a Reply




February 10, 2014

Faltan dos días para el cierre de inscripción. Ya enviaste tu CV? http://t.co/lcTrvWlOsv